El mito de contar cartas

Los estudios cinematográficos siempre han sentido la tentaciĆ³n de promocionar aquellos aspectos de los juegos de casinos que rozan la ilegalidad. El conteo de cartas en la modalidad de Blackjack es uno de los más conocidos, y no son pocos los jugadores que lo han aplicado con éxito.

Esta técnica consiste, básicamente, en asignar un valor numérico a los naipes que van saliendo para determinar cuándo la mesa está en el momento propicio para apostar. Algunos matemáticos han llevado este concepto a su máximo exponente con decenas de teorías distintas, pero como no podría ser de otra forma los casinos han reaccionado en consecuencia para eliminar esta práctica cueste lo que cueste.

Anteriormente se jugaba con un total de cuatro barajas, por lo que la cantidad de cartas totales era mucho menor y el conteo mucho más factible. Sin embargo, hoy en día la gran mayoría de casinos han aumentado este número hasta ocho e incluso a 16 en algunos muy prestigiosos, dificultando enormemente la labor de los auténticos expertos en la materia. Todavía se pueden encontrar salones de juego o casinos con el método antiguo, pero lamentablemente están condenados a extinguirse ya que algunas personas sacan demasiado provecho y claro, el casino no está para perder.

Algo parecido ocurre con las casas de apuestas online, donde tiene programas diseñados específicamente para detectar los patrones de juego típicos de esta técnica. De hecho, si te “pillan”, lo más probable es que limiten tu cuenta para que no puedas volver a jugar a esta modalidad durante un tiempo.

Por lo tanto, la respuesta exacta a la pregunta de si el contar cartas es un mito o una realidad es depende. Antiguamente era perfectamente viable, pero en los tiempos que corren donde los casinos están dotados con mecanismos de todo tipo para evitar que la supuesta ventaja que tienen se mantenga en todo momento pues... es más un mito que otra cosa. Aún así, aún existen personas (normalmente con una mente brillante y un cociente intelectual brillante) que sigan utilizando este pequeño “truco”, pero obviamente no está entre sus planes publicitarlo a los cuatro vientos.

El Blackjack es una modalidad de juego apasionante, pero hoy en día no se conoce ninguna “trampa” en sus reglas. Por supuesto, hay tablas orientativas y multitud de guías por la red, pero al fin y al cabo no es nada que salga de la legalidad.
La historia de los casinos de principio a fin